Vivir en primera persona la migración


El equipo de Derechos comunicados llegó como un auténtico huracán a las sesiones de impacto que sirvieron para arrancar el proceso de educación para el desarrollo en el colegio Padre Manjón y el IES Laurel de la Reina.

Cuestionar, reflexionar, correr, reír, conversar… no faltaron ingredientes para sacudir las conciencias de las y los alumnos sobre algunos de los temas que se irán tratando en las siguientes sesiones, sobre todo aquellos que tienen que ver con las distintas situaciones que viven las miles y miles de personas migrantes y lo que esto significa para sus vidas, desde que dejan sus países de origen y los obstáculos que encuentran durante el viaje, hasta las dificultades que enfrentan a la llegada a un nuevo país.

Y es que Derechos comunicados quiere hacer hincapié en la importancia de escuchar las voces de todas estas personas e implicar a la ciudadanía en frenar las distintas discriminaciones e injusticias que viven.

La sesiones arrancaron con una gymkana en la que el alumnado tuvo que ir superando distintas pruebas, con las que se buscó hacerles sentir emociones similares a las que viven las y los migrantes. Tuvieron que decidir qué objetos personales llevarse para su viaje (comida, la carta de un ser querido, artículos de higiene, entre otros), hacer equilibrio en una cuerda, encontrar la salida en una habitación a oscuras con los ojos vendados, seguir las indicaciones de una persona que les hablaba en otro idioma y, así, sucesivamente. Todo para poder conseguir los permisos de entrada sellados en sus pasaportes de viaje.

Finalmente, las y los alumnos llegaron al lugar de encuentro donde les esperaba una casa construida por algunos de sus compañeros, que representaba a las familias que se quedan en el lugar de origen esperando las remesas y noticias de las y los migrantes para, una vez allí, reflexionar colectivamente sobre todo lo experimentado.

Fueron unas jornadas de muchísimo aprendizaje, que desde ASAD esperamos seguir fomentando en las siguientes sesiones a través de metodologías participativas para el análisis crítico, la construcción colectiva del conocimiento y el derecho a la comunicación desde la persepectiva de género.