Reflexionando las migraciones desde el género, la etnia y los cuidados


Esta vez tocó el turno de una dinámica que el equipo de Derechos comunicados ha preparado a lo grande: Los juegos del hambre. Una dinámica diseñada como un juego de rol, para la que elaboramos una serie de cartas con personajes que representan a personas de distintos territorios del mundo. Estas sesiones de “Los Juegos del hambre” se crearon con el objetivo de que el alumnado conociera la dura complejidad que acompaña la situación de las personas que se ven en la obligación vital de emigrar a otro país y, en ese sentido, concienciar del grave problema que presentan los países que carecen de las necesidades más básicas. Además, con estas dinámicas apostamos por promover actitudes críticas hacia la información que los diversos medios nos ofrecen, atendiendo a las desigualdades de los países del mundo y señalando los intereses ocultos. Todo ello, en torno a tres factores fundamentales que hemos ido abordando a lo largo de todas las sesiones educativas: el género, la etnia y los cuidados.

Para conocer lo que sucedió le pedimos a Jónathan, uno de los voluntarios del proyecto, que nos contara cómo vivió las dos sesiones de los Juegos del hambre:

Utilizando el pabellón de deportes como un gigante tablero de juego, los alumnos y alumnas de 4º de ESO tuvieron que superar diferentes pruebas en las que tenían que enfrentarse a una serie de obstáculos, cuestiones, dilemas y otras dinámicas que colocaban a cada cual en una situación de dificultad relacionada con el problema de la migración. A la misma vez, se volvió a hacer referencia sobre el significado de los conceptos migración, refugiados, discriminación, entre otros, que en otras sesiones se han tratado con el fin de no perder de vista la dirección del proyecto.

Al igual que en las dinámicas de muchos juegos donde se ven involucrados roles diferentes, tuvimos que vincularnos con la vida de una persona con unas características determinadas en función de su procedencia, su situación familiar y sus condiciones propias. Así pues, según esta situación determinada podíamos disponer de un número concreto de recursos que nos servirían para superar los diferentes obstáculos del camino intentando con ello no perder las 3 vidas (corazones) que cada uno y cada una poseían al comienzo del juego.

“El hecho de contar con elementos de vida y de recursos para intercambiar, fue un factor dinamizador bastante emocionante a la vez que paralelo con los objetivos primordiales del juego, ya que las situación de intercambio de elegir entre la perdida de vida y la falta de recursos tenía ese acercamiento con la realidad más cruel a la que se enfrenta la sociedad empobrecida en muchos lugares del mundo”

Las finalidad de cada persona, como en la vida real, también son diversas, pues ni todos los seres humanos partimos de una misma situación, ni todos buscamos un único sentido, lo cual enriqueció el dinamismo y la confluencia de múltiples direcciones entre todos los participantes.

Siguiendo esta idea, en la segunda sesión, se utilizó una acertada escena fílmica en donde los protagonistas hablaban sobre la existencia de diversas configuraciones en la elaboración de mapas mundiales.  Esto sirvió como un punto de partida a una sesión donde la crítica y la reflexión fueron lo más importante, principalmente en torno al género, los cuidados y la etnia.

En esta sesión realizamos una rueda de prensa en la que tres alumnas/os hablaron acerca de las circunstancias de las personas migrantes, especialmente la dificultad que encuentran las mujeres migrantes frente a una sociedad patriarcal. Mientras otras estudiantes la grababan, el resto del alumnado permaneció como público formulando  preguntas periodísticas acerca de la problemática. Algunas cuestiones que destacó el alumnado, con sus propias palabras, fueron: “la guerra para las mujeres es un ámbito en el que no suelen participar por lo tanto JH2se les dejan aparte. Sin embargo, en una guerra también mueren pues existe la guerra total. Sufren mayor violencia sexual”, “al poder salir de la casa, el hombre tiene más posibilidades de sobrevivir”, o “a las mujeres no se les adiestra en el manejo de técnicas de supervivencia”.

La puesta en común previa a la rueda de prensa se torna bastante impactante en su contenido pues las alumnas allí presentes empiezan a desahogar sus preocupaciones acerca de los problemas que presentan en su día a día.

Estas reflexiones surgen ya que en Derechos comunicados estamos realizando las sesiones educativas con actividades orientadas a promover la equidad de género y que, de esta forma, el alumnado se sensibilice y transforme las relaciones de género que actualmente persisten.

“Para haber sido la primera vez que se presenta y se desarrolla el juego fue a mi parecer todo un éxito. Yo lo viví prácticamente desde dentro ya que participaba con uno de los chicos y la explicación y puesta en marcha de cada una de las pruebas resulto altamente divertida y eficaz”